Una revista con pensamiento universal – Desde 1994

Cultura y contracultura

27 marzo, 2015 LEON SANTILLAN 0 Comments

Transitamos tiempos en que los valores y fundamentos de los seres humanos son trastocados y se confunden en un caos de contradicciones e incoherencias. El lugar que por derecho pertenece a la cultura está siendo ocupado por un conglomerado de ideas heterogéneas y amorfas. Se extienden por doquier, como malas hierbas, el populismo, el facilismo, la denigración de valores, la desestructuración, la espontaneidad acrítica, la desculpabilización e irresponsabilidad generalizada.

by León Santillán

cultura y contracultura

Los individuos alimentan sus intelectos y sus emociones con distorsiones ideológicas, con precariedades e imposturas políticas o con fanatismos contrapuestos. Sobreabundan aquellos que están obsesionados por el poder económico o político (que en definitiva es lo mismo) y aquellos que se afanan compulsivamente en llegar primero a ninguna parte. Hombres anhelantes en ascender en estatus que aplastan sin conmiseración a sus congéneres en el intento. Un disgregador torbellino regido por dogmatismos, slogans emocionales e intolerancias hace eco en las masas confundidas.

El panorama se ve oscuro y desalentador. Podríamos caer en un estéril pesimismo nihilista o en un tremendismo escatológico que nos haría ver la destrucción total por doquier.
Por fortuna, siempre hubo, hay y habrá, mentes comprometidas en el rescate y la perpetuación de la cultura (entendiendo la cultura como la búsqueda de la excelencia estética, el cultivo del saber, el desarrollo de la inteligencia y la sensibilidad estética, el arte y la filosofía).
Siempre hay seres dispuestos a resistir el furioso embate de la contracultura y la barbarie Hombres y mujeres listos a oponerse a las distorsiones ideológicas y a la degradación conceptual que compromete seriamente la idónea formación de niños y jóvenes.
Podemos apreciar la actividad de estos defensores de la cultura tanto en la pública protesta airada como en la acción sutil y persistente de un anónimo accionar.
Conforman la expresión de espíritus libres que desean ver extendidos a toda la humanidad, sin discriminaciones de ningún tipo, los principios de la libertad (la auténtica libertad), la autonomía personal, el sentido crítico y, en fin, la cultura
Estos infatigables guerreros de la cultura actúan libres del soporte de movimientos políticos ni doctrinas religiosas. No mantienen compromiso con sistema alguno de dominación social y no admiten el despotismo ideológico ni el dogmatismo enceguecedor.
Por ellos se mantiene viva la flama de la esperanza que ilumina los lóbregos acantilados del desconcierto.
Por ellos podemos respirar aún el aire puro de las regiones de la inspiración y la creatividad.

Para forjar una sociedad grande se debe comenzar enseñándoles a los individuos lo que es la grandeza.

León Santillán

León_retrato_2015

Previous Post

Next Post

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *